“Quien salva una vida, salva al mundo entero”.
(La Lista de Schindler, 1993)

Según los datos preliminares de un estudio que está desarrollando el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) sobre los distintos factores que han contribuido a la difusión de la pandemia en España, los principales focos de contagio por coronavirus en C-LM se debieron al personal sanitario infectado y a las residencias de mayores. Los datos no dejan lugar a muchas dudas, con 7.401 mayores infectados en residencias, de los que 1.339 habrían fallecido con la COVID19, tomando únicamente los poco fiables datos oficiales, como referencia. Un total de 242 centros sociosanitarios de C-LM tienen, o han tenido, algún caso confirmado, y una veintena están a día de hoy siendo investigados por una posible negligencia a la hora de evitar los contagios. (Fuente: La Tribuna)


En primera línea de contagio

Si algo se ha puesto de manifiesto en esta pandemia, es el valor de los servicios públicos de gestión directa, y la valía de profesiones externalizadas y privatizadas sistemáticamente desde hace décadas, al no considerarlas esenciales para la gestión pública. Sin embargo, a la hora de la verdad, cuando el virus entró con virulencia en los centros sociosanitarios a quién se llamó de la bolsa de trabajo para reforzar las plantillas fue, en su inmensa mayoría, a Personal de limpieza, Auxiliares de Enfermería, Cocineros/as, Ayudantes de cocina etc. Además, gracias a la gestión directa de los servicios públicos, se han podido movilizar efectivos de esas mismas categorías desde otras consejerías, principalmente de Educación.


776 razones para defender lo PÚBLICO

Desde el sindicato STAS-CLM solicitamos, a través del portal de transparencia, el número de contrataciones que se habían realizado en las residencias de mayores de titularidad pública y privada, desglosado por categorías y centros; así como el número de movilidades de personal laboral de la Junta efectuadas desde otras consejerías a las residencias de mayores de titularidad pública o privada, desglosado por categorías y centros. Cuando recibimos la contestación, constatamos la importancia de contar con una red de servicios públicos de gestión directa. Entre contrataciones (627) y movilidades desde Educación (149), los 18 centros residenciales de la Junta han recibido un total de 776 refuerzos, a una media de 43 por centro. De estos refuerzos, 399 fueron Auxiliares de enfermería, 260 personal de limpieza, y 41 personal de cocina.

Para que os hagáis una idea de la dimensión, en C-LM hay 400 residencias (18 con gestión directa), si se hubieran realizado refuerzos similares en las 382 residencias privadas/privatizadas/externalizadas/tercer sector, estaríamos hablando de 16.468 refuerzos. No sabemos cuántos hubo exactamente en esas residencias, porque esa parte no la contestaron, pero es evidente que, si la cifra de contrataciones en las residencias privadas hubiera alcanzado la mitad, de la mitad, de la mitad, Page hubiera salido, un día sí y otro también, sacando pecho de su modelo de gestión neoliberal.


Miedo y competencia desleal.

La tarea de contratación no fue nada sencilla, y las unidades de personal, en estrecha colaboración con los sindicatos, tuvieron que realizar un enorme esfuerzo para cubrir las plazas, porque cientos de personas rechazaron la oferta. Los motivos fueron básicamente dos, el primero fue el miedo latente al contagio, en un momento en el que los EPIs brillaron por su ausencia, y en el que nuestras compañeras/os se protegían como podían con mascarillas caseras y bolsas de basura amarradas con cinta aislante. El segundo fue la competencia desleal, en categorías similares, que la propia Junta estableció entre la bolsa de trabajo de Bienestar Social y la del SESCAM, ofreciendo contratos de un mes prorrogable y sin el doble de puntos para la oposición. Desde STAS-CLM nos parece justo que se prime a las compañeras/os del SESCAM que dieron la cara en la pandemia, pero nos parece injusto, y vergonzoso, que esas mismas medidas no se hayan aplicado en Bienestar Social.


Natividad Schindler

En momentos de crisis, es cuando mejor se distingue en los puestos de dirección a las personas válidas, de aquellas otras que ocupan el cargo sin mérito ni capacidad profesional. Natividad Zambudio Rosa, memoricen ese nombre, pertenece indudablemente a las primeras: funcionaria de la Junta, con una dilatada experiencia en la gestión pública, una carrera profesional intachable, y una capacidad de trabajo extraordinaria. Una persona con la que cualquiera, con un mínimo de inteligencia, querría contar en su equipo. Si ahora os decimos que, al principio de la legislatura, estuvo virtualmente cesada porque la Consejera buscaba un perfil “más político”, ¿Cómo se os queda el cuerpo?

Es probable que estas líneas la metan en un buen lío, con consecuencias impredecibles. Ya solo que haya que temerlo nos parece lamentable, pero si no contamos estas cosas nunca seremos capaces de distinguir entre buenos y malos gestores públicos, y de valorar suficientemente la importancia de contar con ese tipo de perfiles en una administración profesional, independiente y meritocrática. De ahí la importancia de luchar contra el clientelismo y el NesPagismo Ilustrado en la Junta.


Héroes y heroínas de la pandemia

Cuando recibimos la lista de refuerzos, se nos vino a la cabeza esa memorable secuencia de la Lista de Schindler en la que actor Ben Kingsley deja claro el significado de estar dentro o quedarse fuera: “Esta lista es el bien absoluto, esta lista es vida. Alrededor de sus márgenes hay un abismo”. Unos márgenes que pueden significar la salvación, al entrar en la lista de una residencia pública con gestión directa, o el abismo, al caer en una residencia externalizada o gestionada por un fondo buitre.

Estos refuerzos, junto con las plantillas fijas e interinas de Bienestar Social, se jugaron literalmente la salud para salvar las vidas de nuestros mayores, llegando a pagar un alto precio por ello con unos niveles de contagio altísimos. Fue realmente admirable, y son, por mérito propio, los verdaderos héroes y heroínas de la pandemia. Desde STAS-CLM queremos rendir un sentido homenaje a la compañera Loren, trabajadora de limpieza de la Residencia “Quijote y Sancho” de Torrijos, fallecida por COVID el 21 de abril, en pleno pico de la pandemia.

 

➡️ Solicitud al Portal de Transparencia: http://stas-clm.com/wp-content/uploads/2020/07/Resolución-Estimatoria-Bsoc.pdf
➡️ Número de contrataciones realizadas: http://stas-clm.com/wp-content/uploads/2020/07/Contratos-COVID-por-Centro.xls
➡️ Movilidades desde la Consejería de Educación a Bienestar Social: http://stas-clm.com/wp-content/uploads/2020/07/cuadro-personal-de-educación-en-centros-Bienestar-Social.junio_.xlsx


¡HONOR Y GLORIA!

A las personas caídas en la lucha contra la COVID19